Título Original: Dreamcatcher

Título en Español: El cazador de sueños

Compositor: James Newton Howard

Año: 2003

Editada por: Varése Sarabande (2019)

Duración: 96 minutos

“Dreamcatcher” es una de las películas más extrañas e inclasificables que recuerdo haber visto en toda mi vida. Presentada durante el primer acto como un sugerente thriller psicológico, tras la escena del cuarto de baño todo cambia y la función se transforma en un show de serie B en el que los delirios campan a sus anchas. No obstante, y a pesar del cambio de registro tan contundente, la película se disfruta bastante. Nieve, bichejos y algún susto es lo que ofrece “Dreamcatcher”. Quien busque más se sentirá decepcionado. Como curiosidad (y seguro que los más nostálgicos lo recuerdan) cuando “Dreamcatcher” se estrenó en los cines no llegó sola; pues antes de la película se proyectaba el cortometraje “Animatrix – El último vuelo de Osiris”, que suponía una especie de “Matrix 1.5” y revelaba un hecho crucial cuyas consecuencias serían vistas en “Matrix Reloaded”, film que se estrenó poco después de “Dreamcatcher”. Quizás solo por eso le guardo un cariño especial a esta delirante película de terror; pues soy un amante de “Matrix” y aquella primavera de 2003 la expectación por la secuela, “Reloaded”, era máxima. Ya me había visto la primera “Matrix” de 1999 incontables veces, pero quería más “Matrix”, necesitaba más “Matrix”. En ese aspecto, “El último vuelo de Osiris” supuso un bienvenido aperitivo antes del éxtasis de “Reloaded”. Seguro que muchos fueron al cine solo por ver este cortometraje. Pero yo no. Yo también quería ver “Dreamcatcher”. Y la he visto varias veces más desde entonces. Como he dicho, al principio parece una cosa y luego es otra. Muy prometedora en su primer acto y bastante desfasada en el segundo y el tercero. Con todo, la disfruto y me resulta entretenida. Es una película de miedo muy excéntrica que seguramente provocará más espantadas que aplausos. Pero está ahí, en la obra de Dios, para quien quiera conocerla.

Centrándome ahora en el soundtrack de James Newton Howard, pienso que en cierta manera le pasa lo mismo que a la propia película. Su primera parte es sublime y crea una atmósfera inquietante que hechiza los sentidos. Por desgracia, el segundo y el tercer acto son mucho más convencionales. Es cierto que, como banda sonora, nunca deja de ser eficaz, pero no es ni imaginativa ni interesante. En muchos momentos le falta magia y en otros deambula sin rumbo.

En fin, no es esta una banda sonora destacable en mi colección. Pero le tengo cierto afecto y la verdad es que no entiendo muy bien por qué. Me gustan sobre todo los temas del principio, como los “Main Titles”, “Finding Rick” o “Animal Exodus”, entre otros. Después ya llegan los fuegos artificiales y las sutilezas desaparecen. “Dreamcatcher” podría haber sido una banda sonora de culto pero termina siendo chirriante y muy poco estimulante. Pese a todo, la salvaré de la hoguera.

La presente edición fue lanzada en 2019 por Varése Sarabande, superando en más del doble la duración con respecto al álbum primigenio, editado en su momento también por esta misma discográfica. Incluye en sus dos discos toda la música escrita para la película. Una edición interesante pero no imprescindible; a fin de cuentas si la música que contiene es irregular poca edición, por muy lujosa que sea, puede sacarla de su apatía.

Fecha de Publicación: 03/11/2020

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios