Título Original: The Day After Tomorrow

Título en Español: El Día de Mañana

Compositor: Harald Kloser

Año: 2004

Editada por: Varèse Sarabande (2004)

Duración: 38 minutos

El director Roland Emmerich nos muestra en esta película su particular visión del cambio climático. Fenómenos meteorológicos que necesitarían décadas para producirse, aquí el bueno de Roland nos los presenta todos seguidos y en un par de tardes. De todos modos, su decisión ha de entenderse como una pretensión sana de hacer que la película sea más ágil y posea un ritmo vertiginoso que atrape al espectador. Como en muchas superproducciones con ínfulas de histerismo, esta película parte de una premisa muy real que luego conduce por senderos fantasiosos e imaginarios. Es cine de entretenimiento puro, en efecto, pero también sirve de recordatorio para saber qué estamos haciendo bien y qué estamos haciendo mal en este mundo. “The Day After Tomorrow” es ciertamente notable; sus efectos especiales son apabullantes y producen una sensación aterradora. La historia, por su parte, es sencilla y salvo algún momento previsible (la escena de los lobos) discurre firmemente proporcionando una experiencia cinematográfica bastante satisfactoria. No es desde luego una película de revisión anual, pero sí que conviene verla de vez en cuando. Por su magnificencia y porque, a pesar de sus delirios, es una película inspiradora.

Si en las anteriores epopeyas de Roland Emmerich compositores como David Arnold o John Williams habían alumbrado la senda, en esta ocasión, y muy tristemente, tenemos a Harald Kloser; un músico competente pero desprovisto de cualquier atisbo de genialidad. Con Arnold la relación lleva décadas rota, y con Williams solo colaboró una vez, hace también más de veinte años en la sublime “The Patriot”. Desde entonces Roland Emmerich echa mano de Harald Kloser, a quien habitualmente suele acompañarle Thomas Wander, un tipo (musicalmente hablando) bastante limitado también.

Esta es la primera banda sonora de Harald Kloser para Roland Emmerich y, en mi opinión, es la mejor de todas. En posteriores películas ha rebajado considerablemente el nivel de implicación, componiendo piezas rutinarias y anodinas. Ciertamente, y pese a las virtudes musicales de esta “The Day After Tomorrow”, la ausencia de Arnold y Williams se hace más que evidente. Con todo, tal y como ya he expresado, creo que Harald Kloser está aquí mejor que nunca. Su música tiene cierto interés, en lo melódico y en lo narrativo. Se inicia con un solemne tema que acompaña los títulos de crédito, al tiempo que unas imponentes panorámicas nos muestran el deshielo de los casquetes polares. Unas primeras imágenes realmente majestuosas, elevadas a un grado espiritual gracias a una música intensamente hermosa y con un adecuado tono esperanzador. En adelante, esta será la melodía que Kloser aplique a los seres humanos para acompañarles en los duros momentos. Un concepto melódico que, en algunas de sus variaciones, se vuelve incluso piadoso, a modo de humilde tributo a este maravilloso planeta que nos acoge y al que quizás no siempre correspondemos debidamente. La parte más hostil de la partitura está dedicada a incrementar el suspense en las secuencias de mayor devastación. Es esta seguramente la parte menos interesante de la pieza, pues son músicas a las que les falta identidad, definición y, sobre todo, contundencia. Para ser poco más que un recién llegado por aquel entonces, creo que Kloser resolvió la propuesta medianamente bien. En su banda sonora de “The Day After Tomorrow” hay muy buenas ideas pero no todas son plasmadas con la misma brillantez. Por momentos me gusta bastante, aunque es cierto que el resultado podría haber sido mucho mejor.

Fecha de Publicación: 12/04/2021

2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏

Gracias, Mayte!