Título Original: The book thief

Título en Español: La ladrona de libros

Compositor: John Williams

Año: 2013

Editada por: Sony Classical (2013)

Duración: 52 minutos

“La ladrona de libros” es un film hermoso, aunque sus intenciones están por encima de sus logros finales. Cuando se narra algo en tono de fábula y el trasfondo real que hay detrás es atroz, uno tiene que hilar muy fino para no caer en el ridículo o en la involuntaria ofensa. En otras películas como “La vida es bella” la narración fue menos tramposa y los conflictos estaban genialmente medidos. Aquí, en cambio, algunos comportamientos sencillamente no funcionan y otros momentos que pretenden acongojar a menudo solo consiguen transmitir una extraña indiferencia. Con esto tampoco quiero fusilar la película, que de hecho (y a pesar de lo expuesto) me parece una notable producción con bastantes elementos (como esa misteriosa voz en off) muy inspiradores.

La banda sonora de Williams es singularmente brillante, profunda y sensible. En la película su honestidad es palpable en todo momento, a través de un discurso poético que va ilustrando los acontecimientos de forma sublime. Williams crea una hermosa melodía para la niña protagonista; una música sincera aunque algo afligida que va liberándose lentamente hasta alcanzar, ya en el final, su intensidad máxima. Hay también varios temas intrigantes para el contexto; los cuales, a pesar de su evidente tenebrosidad, no pueden impedir la creciente exaltación del tema de la niña, lo que en sí mismo es ya toda una declaración de intenciones por parte del veterano maestro. Al amigo judío que la niña esconde en su casa Williams le dedica también un tema muy penetrante, melancólico, extraordinariamente desarrollado. El compositor da nuevamente una lección de profesionalidad y maestría al huir de los fuegos de artificio para centrarse en componer una pieza con auténtico significado. El piano tiene un especial protagonismo a lo largo de la partitura, a veces en solitario y en otras ocasiones fundiéndose con la orquesta de manera exquisita. La música rebosa elegancia, complicidad, está viva y se nota. No comprendo por qué algunos tienden a menospreciar piezas esenciales como esta; piezas menores quizás dentro de la obra del autor, pero esenciales al fin y al cabo. Y decir que me encanta todo lo que viene haciendo Williams en los últimos tiempos no creo que sea por falta de criterio; es sencillamente porque el maestro está pletórico en cada nota. “La ladrona de libros” es otra enigmática banda sonora que engrandece mi colección. Otra de Johnny, un santo del pentagrama.

Fecha de Publicación: 20/11/2020

4 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Entiendo por lo que dices, que en esta película, es mejor la banda sonora, que la película en sí. Gracias, Mikel. 👍😀

Efectivamente, Mayte. Este es uno de esos casos en los que la música es claramente mejor que la película.

No he visto esta película, pero el libro si que lo he leído, y aunque no es de mis favoritos no guardo un mal recuerdo. Veré la película para poder comparar y así conocer su banda sonora.

Gracias Sarai por aportar tus impresiones!