Título Original: The Mask Of Zorro

Título en Español: La Máscara del Zorro

Compositor: James Horner

Año: 1998

Editada por: Sony Classical (1998)

Duración: 79 minutos

Siento un aprecio muy especial por esta película desde que era niño. Ya han pasado dos décadas desde su estreno y aún luce sus valores con honor. Es una historia divertida pero también emocionante; una hermosa aventura sobre el deber y el sacrificio. Banderas y Hopkins están geniales y aportan profundidad con su sola presencia. Sin ellos, quizás no hubiera sido lo mismo. La señorita Catherine, por su parte, transmite la dosis necesaria de sensualidad, y los malos de la función (pues hay más de uno) están también muy bien… Respecto a la música, me parece sencillamente extraordinaria. James Horner aporta con su sensibilidad toda una dimensión dramática y eleva la grandeza de la película, así como su emotividad. El tema del Zorro es legendario a más no poder, pero no está solo, pues le acompañan sublimes melodías románticas y algunos bloques de acción realmente espectaculares. En conjunto, es una banda sonora hermosa y muy colorida, bellamente desarrollada, repleta de fascinación. Admiro la maestría de Horner para comprender las necesidades de la película y contribuir con su inspiración a hacerla más grande. Una muestra de ello es la música que ilustra los primeros minutos del film; la pelea en la plaza, la llegada del Zorro a su hogar y la inesperada aparición de su enemigo definitivo, marcando de ese modo, y para siempre, su destino. Estas secuencias iniciales se vuelven poéticas con la música de Horner y adquieren un significado casi espiritual. En el disco, el buen melómano sabrá de lo que hablo; pues son los dos primeros temas los que corresponden con estas escenas. Brutal. La magia podría terminar ahí, pero Horner nunca me ha abandonado y en esta banda sonora tampoco palidece lo más mínimo. La emoción continúa, pues, hasta el final; servida en bandeja de plata por este irrepetible maestro de la música de cine. Él ya hace cinco años que no está entre nosotros pero sus gloriosas piezas pertenecen a la eternidad. La trascendencia de algo así jamás tendrá fin.

Fecha de Publicación: 28/09/2020

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios