Título Original: The Green Mile

Título en Español: La Milla Verde

Compositor: Thomas Newman

Año: 1999

Editada por: Warner Records (1999)

Duración: 74 minutos

Resulta cuando menos sorprendente la infinidad de milagros que suceden todos los días, a menudo de forma inesperada. Y es que hasta el rincón más inhóspito del planeta puede albergar luz. Incluso la mayor mentira lleva algo de la verdad de Dios. Con John Coffey pasa exactamente lo mismo. Acusado de un terrible crimen que no ha cometido espera su turno en el corredor de la muerte, donde hace unos cuantos amigos y también algún que otro enemigo. La silla eléctrica le espera, pero antes de todo eso John Coffey vivirá una extraordinaria aventura, socorrerá a los justos y pondrá en orden sus pensamientos. Podría huir si quisiera, pero no lo hace y acepta su deuda con el mundo; consciente del resplandor que aguarda al otro lado de la orilla, revelado solo tras el sueño de la muerte. Pues es triste, y al mismo tiempo purificador, que John Coffey necesite morir para hallar la paz. Porque él es un incomprendido, al igual que tantos otros ignorados por la sociedad, como peces invisibles en frascos de cristal.

Del mismo modo que hizo años atrás con la irrepetible “Cadena Perpetua”, el guionista y realizador Frank Darabont adapta para la ocasión otro relato de su buen amigo Stephen King y el resultado es una película magnética y profundamente emotiva. Tres horas de cine genial, diálogos formidables y situaciones inspiradoras. El film muestra una gran ternura desde el comienzo y va intensificándose hasta culminar en una catarsis de dimensiones insondables. “La Milla Verde” es un milagro en sí misma; poética película de conmociones profundas, legado infinito.

Darabont, como ya hiciera en “Cadena Perpetua”, vuelve a contar aquí con Thomas Newman. Inteligente elección que hace aún más inteligente la propia película. Pues Newman siempre respeta a la audiencia y por ello sus partituras transcurren con sinceridad, estableciendo una comunicación especial con el espectador/oyente, a quien no solo arropa emotivamente sino que le aporta elementos esenciales para comprender mejor la película. Como en muchas otras obras del autor, la banda sonora de “La Milla Verde” se construye alrededor de diversos motivos musicales que van representando diferentes conceptos. Salvo el entrañable ratoncito ningún protagonista cuenta con tema propio. Y es que Newman prefiere centrarse en la recreación del ambiente y sus sensaciones, ilustrando así desde el horror más tenebroso a la esperanza más radiante. Todo ello con categoría, con su inconfundible estilo. La clase de música que incluso podría considerarse filosófica, porque al buscar la verdad ella misma se vuelve verdadera. “La Milla Verde” es una pieza excelente que lo significa todo. Es mi tierra y es mi cielo.

Fecha de Publicación: 15/08/2021

4 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Bravo, Mikel!!!. A mí también me gustó mucho en su momento.

Gracias, Mayte!

No puedo ver esta película ni escuchar su música sin echarme a llorar, me impresionó mucho cuando la vi la primera vez.

Gracias Sarai por tu aportación!