Título Original: The Mummy

Título en Español: La Momia

Compositor: Jerry Goldsmith

Año: 1999

Editada por: Decca Records (1999)

Duración: 57 minutos

“The Mummy” es una entretenidísima película de aventuras escrita y dirigida por Stephen Sommers. Un film entrañable y de factura clásica, con corazón y sentimiento. Otro de sus aciertos es su ambientación egipcia, muy cuidada y ciertamente estimulante. “The Mummy” es un gran festín; por sus situaciones, por sus personajes, porque todo aquí respira vida. Hace ya veintidós años que existe pero su energía continúa intacta.

Jerry Goldsmith, quien ya había trabajado con Sommers en la divertida “Deep Rising”, compone para “The Mummy” una partitura extraordinaria repleta de fuerza y sensibilidad. Un score fascinante que multiplica la intensidad de las escenas y también su emotividad. El maestro crea una extensa pieza con un sentido de la épica y el romance que verdaderamente me conmociona, pues a su innegable categoría musical hay que sumar un discurso riquísimo en matices y significados. No hay un solo tema que no sea sustancioso, ni un solo segundo que no rebose maestría. Es la clase de banda sonora perfecta, la que lo tiene todo. El tema de amor, por su parte, creo que merece una mención especial. De entre lo más maravilloso que he escuchado en toda mi vida. Me apasionan los temas de amor, y sé que hay otros muchos en la historia, firmados por distintos genios para diversas películas. Pero no puedo evitarlo; el tema de amor que Goldsmith crea aquí me emociona hasta extremos inimaginables. Diseminada a lo largo del soundtrack, esta irrepetible melodía alcanza su máximo esplendor en el segundo tramo del track “The Sand Volcano”. Minutos de puro éxtasis que lo envuelven todo. En ellos percibo la gloria suprema que reside solo en las grandes obras de verdad. Por eso, cuando el milagro sucede, solo puedo sentir gratitud ante tanto misterio y tanta belleza. Como una conjunción perfecta de estrellas a la que le debo mi serenidad. Somos rebaño del mismo pastor recorriendo cada uno nuestra particular senda rumbo al infinito. El maestro forma parte ya de la eternidad, pues su camino en este mundo hace ya años que terminó. Por fortuna su música está tanto allí como aquí, así que hay fiesta indefinidamente. Sea así.

No sabía si poner cuatro o cinco estrellas a esta sublime maravilla. Finalmente me he decantado por la segunda opción habida cuenta de que muy probablemente esta sea la última gran obra maestra de Goldsmith antes de fallecer. Ese mismo año, en el 99, también compuso “The 13th Warrior”, otra poderosísima pieza cargada de épica y un profundo tono místico. Ambas son geniales y no podría decantarme por una, eso sería como elegir entre el sol y la luna. A modo personal sí que creo que “The Mummy” es algo más brillante, o al menos yo la disfruto un poco más. En todo caso, creo que las cinco estrellas son una conquista justa para un compositor y un soundtrack sagrados. Impagable Goldsmith.

Fecha de Publicación: 25/02/2021

2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏

Un placer como siempre verte por aquí, Mayte!