Título Original: I Am Legend

Título en Español: Soy Leyenda

Compositor: James Newton Howard

Año: 2007

Editada por: Varèse Sarabande (2007)

Duración: 44 minutos

Un virus mortífero (creado en principio como un medicamento) ha exterminado a casi la totalidad de la humanidad. Will Smith, magnífico como siempre, encarna al doctor Robert Neville; el único superviviente en la ciudad de Nueva York. Dados sus enciclopédicos conocimientos en la materia, el doctor investiga sin descanso con la pretensión de hallar un antídoto que cure a los infectados que todavía no han muerto, los cuales se han convertido en una especie de sanguinarios vampiros que salen por la noche. De este modo, el doctor solo puede explorar la desolada ciudad durante el día; pues antes del ocaso debe esconderse en su guarida con la esperanza de que las bestias sin alma no le descubran… Ciertamente es un film más que notable, con atmósfera y suspense, situaciones emocionantes y un bello final. Ha pasado ya algo más de una década desde que “I Am Legend” y yo nos encontramos en este mundo. No pude verla en el cine pero me compré el dvd en cuanto salió. La he visto ya bastantes veces, con suma atención y complaciente curiosidad. Y siempre me fascina, me excita y me conmueve. A pesar de que es pura ficción, pienso que nadie debería tomarse a broma una film como este. A fin de cuentas su significado es real y habla, entre otras cosas, sobre como la insensatez humana puede provocar la peor de las catástrofes. No debemos creer que el planeta nos pertenece porque todo tiene memoria en el universo, y las irresponsabilidades (aunque sean con la mejor de las intenciones) se acaban pagando.

En aras de lograr un mayor realismo la música apenas hace acto de presencia durante el film. Supongo que Francis Lawrence, el director, sopesó las opciones y al final decidió potenciar el sonido ambiente, dejando así fuera la mayor parte del score escrito para la película. Con ello el film no es mejor ni peor; simplemente es diferente. Con más música de James Newton Howard evidentemente la película sería más dinámica, aunque también se perdería la sensación de aislamiento y soledad del protagonista. Respecto a la pieza en sí, creo humildemente que es una de las más impactantes que ha compuesto el genial James Newton Howard. Sobrecogedora y bellísima en las partes luminosas y de una brutalidad terrible en los momentos más siniestros. Es un contraste sublime que permanece a lo largo de la banda sonora, si bien es la música de la esperanza la que acaba imponiéndose, ya al final, de un modo liberador y profundamente espiritual. James Newton Howard es un genio y puede con todo lo que le echen. Aquí brilla de nuevo con su estilo inconfundible, en una pieza ejemplar que posee toda su elegancia. Él sí que es una verdadera leyenda. Smith tan solo estaba en un lugar comprometido cuando los hombres y las mujeres del mundo enloquecieron.

Como curiosidad, a lo largo de la película pueden oírse varias canciones del mítico Bob Marley. Su uso es diegético, es decir, no es música incidental sino canciones que escucha el protagonista en su equipo de música o en el coche. El particular vínculo del doctor Neville con los valores de Bob Marley hace que las canciones estén plenamente justificadas y no sean una mera concesión comercial.

Fecha de Publicación: 24/10/2020

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios