Título Original: Star Wars Episode III - Revenge of the Sith

Título en Español: Star Wars Episodio III - La venganza de los Sith

Compositor: John Williams

Año: 2005

Editada por: Sony Classical (2005)

Duración: 70 minutos

Tras dos primeros episodios correctos pero algo irregulares, George Lucas al fin se puso las pilas y logró cerrar la trilogía de forma sensacional. Y es que el “Episodio III” es sumamente brillante, tanto en la puesta en escena (mucho más acertada que en las anteriores dos películas) como en la construcción del suspense y la acción. El “Episodio III” es un film violento, estremecedor y trágico. Por momentos terrorífico. Los que conocemos el universo de “Star Wars” ya sabíamos más o menos lo que iba a ocurrir, pero queríamos saber cómo se sucederían los acontecimientos. El fin de la República, el paso de Anakin Skywalker al Lado Oscuro y mucho más. Este es un film de incuestionable calidad, una película portentosa y épica. De las mejores. Comienza con una secuencia de acción realmente sublime, muy bien hilvanada, y prosigue con escenas antológicas de gran fuerza e intensidad. Pienso que, en cierta manera, la pureza de este “Episodio III” compensa las estupideces de las dos películas anteriores. Hace que sin duda el viaje merezca la pena. Porque el “Episodio III” me parece magistral; un film inolvidable cuyas virtudes brillarán para siempre.

John Williams regresó, como no podía ser de otra manera, con su maestría habitual; componiendo un desenlace musical abrumador que recupera parte del material previo de las otras películas y lo combina con nuevas aportaciones sumamente deliciosas. Un soundtrack conmovedor y misteriosamente bello. Además, es muy posible que sea la partitura más oscura de toda la saga. Y es que aquí la cosa va muy en serio. Todo, absolutamente todo lo que sucede en pantalla se ve correspondido con la dimensión dramática que aporta Williams con su música, logrando momentos apoteósicos. La pieza se vuelve especialmente desgarradora en su último tercio, acongojando sin remisión. Las escenas, ya de por sí brutales, adquieren un sentido místico y legendario gracias a la partitura del maestro. Hay mucho en juego y la implicación de Williams es total, tanto en lo estético como en lo narrativo. No es hasta los últimos instantes de film donde Williams, si bien de forma precavida, introduce el tema de la princesa Leia o el tema de La Fuerza, alentando un poco de ilusión tras tanta muerte y destrucción. Es el final del “Episodio III”, pero como todos ya sabréis el viaje no termina aquí. Cinematográfica y musicalmente todo encaja con coherencia entre este “Episodio III” y el “Episodio IV”. Un puente casi perfecto entre dos estrellas de un mismo cielo. Una historia en la que todos los elementos funcionan con precisión.

Este “Episodio III” me maravilló desde que lo vi en el cine en 2005. Y su música me pareció espectacular hasta niveles operísticos. Jugoso manjar de degustación eterna; por su categoría musical y sus diferentes significados, todos ellos de una elevada trascendencia. Es un verdadero paraíso sinfónico en el que es un placer perderse.

Fecha de Publicación: 20/03/2021

2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏

Gracias, Mayte!