Título Original: Vampyr

Título en Español: Vampyr

Compositor: Olivier Deriviere

Año: 2018

Editada por: Ameo Publishing (2018)

Duración: 68 minutos

Aunque no termina de explotar satisfactoriamente todo su potencial, “Vampyr” es, en líneas generales, un suculento videojuego de atmósfera hechizante y algunos momentos de vértigo. Además, ¡va sobre vampiros! Y es que juegos de esta temática se cuentan con los dedos de una mano; algo que no deja de sorprenderme dado el evidente potencial que tiene todo este mundillo de los vampiros. Quizás por ello mismo “Vampyr” me resulta incluso más imprescindible; pues se trata de un videojuego serio y maduro que logra obtener su propia identidad y que recompensa la paciencia del jugador (es un juego lento) con bellísimos momentos y algunas líneas de dialogo magistrales que en ocasiones me recordaban a la extraordinaria “Entrevista con el vampiro”; posiblemente mi peli de vampiros favorita.

Olivier Deriviere es un autor nutrido en composiciones para juegos de terror; lo recuerdo del interesante “Obscure” en 2004 y del no menos escalofriante “Alone in the dark” en 2008. En ambos videojuegos el compositor supo intensificar el suspense y el horror con músicas elegantes acompañadas en ocasiones por coros. “Vampyr” es, en este sentido, una muestra irrefutable de su evolución como músico. Su pieza para este videojuego es sofisticada y elaborada, con especial protagonismo del chelo, un instrumento que en sus registros más graves puede llegar a expresar una gran angustia, como ocurre aquí. La música representa fielmente los tormentos del protagonista así como su necesidad de redención, y lo hace con compromiso y gran prestancia.

Creo que esta es una notable banda sonora, entre otras cosas por su categoría y su siniestra belleza. Deriviere no se despista ni un momento y con su aportación el videojuego resulta mucho más intrigante y macabro. Una pieza muy digna del género vampírico.

 

Fecha de Publicación: 17/06/2021

2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏

Gracias, Mayte!